Navigation

En el ámbito de la Hacienda Local nos planteamos como objetivo la recuperación para Palma del Río, las señas de identidad de la izquierda real y transformadora, que giran en torno a la administración de los recursos municipales con gestión eficaz, transparente y solidaria, al objeto que su utilización responda a criterios de rentabilidad social y eficiencia económica. A tal efecto deben eliminarse los gastos superfluos, los suntuarios y los de escasa repercusión social y de interés económico, al tiempo que los gastos de representación del Alcalde o Alcaldesa y del resto de la Corporación han de reducirse al máximo, comprometiéndonos a mejorar la gestión económica municipal, sobre la base del incremento de los ingresos de forma justa, progresiva y solidaria, así como apostando por medidas de control del gasto mediante la mejora de la gestión y la potenciación del ahorro.

Concedemos carácter prioritario al principio constitucional de asignación equitativa y con carácter redistributivo de los recursos públicos, de modo que el gasto público se atenga por una parte a los principios de justicia e igualdad y se oriente a la satisfacción de las necesidades mínimas de los ciudadanos, a corregir sus desigualdades económicas, sociales, culturales y a garantizar el disfrute de los derechos básicos que reconoce la Constitución (trabajo, vivienda digna, salud, educación, etc.) y por otra sirva para contribuir y apoyar todas las acciones públicas y privadas orientadas a la creación de empleo.

Gestión de los ingresos

Propuestas:

Fiscalidad progresiva

  • Reivindicar ante el resto de las administraciones, las transferencias y recursos necesarios para el desarrollo de todas las competencias con criterios de calidad y considerando el coste efectivo.
  • Prestar atención especial a los Servicios Sociales municipales y la gestión pública de la Ley de Dependencia.
  • Avanzar en la definición de nuevas figuras impositivas municipales que graven realmente la utilización del suelo, subsuelo y vuelo, el espacio radioeléctrico, la ocupación de la vía pública, la banca, la gestión de residuos, contaminación atmosférica y/o movilidad sostenible, etc.
  • Elaboración de eco-ordenanzas cuyo cumplimiento garantice el ahorro y eficiencia en gestión de energía, agua, atmósfera, suelo, residuos, etc en los nuevos desarrollos y que enmarquen la definición de bonificaciones, gravámenes y penalizaciones de cara a la adaptación del resto de la ciudad tras los correspondientes plazos.
  • Aumentar la tributación de los vehículos más lujosos y más contaminantes.
  • Introducir medidas que mejoren la transparencia de la gestión presupuestaria del Ayuntamiento y de la contratación.
  • Fomentar que la financiación de Tasas y Precios Públicos vayan vinculados a discriminación y estímulos negativos o positivos a ciertos consumos o cierta progresividad reflejo de la capacidad económica del contribuyente.
  • Aplicar bonificaciones en el IBI a las familias numerosas en función del valor catastral de las viviendas y del número de miembros de la unidad familiar.
  • Elaborar un censo de viviendas vacías y solares vacíos y aplicar formulas legales para establecer recargos del IBI en función del tiempo que permanezcan desocupados o vacíos.
  • Mejorar la información a las PYMES sobre sus obligaciones y posibilidades de ayudas fiscales.
  • Garantizar a los proveedores del Ayuntamiento el acceso a la información sobre la tramitación de sus facturas, mejorando el plazo de pago y garantizándoles el cobro en un plazo determinado.
  • Difundir, a título informativo, el coste de los servicios de forma que los ciudadanos sepan lo que cuestan los servicios que presta el Ayuntamiento de
  • Palma del Río y así facilitar la participación ciudadana en los asuntos municipales y la toma de decisiones.

Gestión de Gastos

Más allá de la necesaria progresividad de los tributos es preciso que el gasto público se oriente hacia los sectores más débiles. En una época de crisis como la que vivimos, la racionalización y transparencia del gasto son esenciales en una Institución pública como es el Ayuntamiento.

Propuestas:

  • Implantar sistemas de compras centralizados con el fin de obtener mejores precios de los proveedores y discriminar positivamente en dichas compras a las empresas que más respeten el medio ambiente y con los productos más respetuosos con el medio ambiente. Es decir, establecer política de “compra verde y responsable” en el Ayuntamiento.
  • Incluir en la baremación de todas las licitaciones que se produzcan en el Ayuntamiento.
  • Las características de empleo de los ofertantes, ubicación del mismo en nuestro entorno, grado de estabilidad y posibilidad de creación de empleo.
  • Discriminación positiva hacia las entidades empresariales de economía social como portadoras de valores democráticos y sociales.
  • Prioridad a la no subcontratación de la ejecución de la obra o servicio.
  • Negativa a la utilización de las ETT`s.
  • Prioridad a las pequeñas empresas y autónomos locales en una firme apuesta por el empleo local.
  • Criterios de preferencia a las empresas con empleo fijo y de calidad.
  • Prioridad a aquellas que desarrollen políticas de empleo e inserción de mujeres, discapacitados y otros sectores en riesgo de exclusión laboral/social.
  • Criterios de preferencia para empresas con responsabilidad ambiental y social en los temas de igualdad de género, diversidad de orientación e identidad sexual, prevención de riesgos laborales más allá de las obligaciones legales, etc.
  • Establecer la concesión de ayudas e incentivos fiscales a empresas con criterios que tengan en cuenta la calidad del empleo, el respeto al medio ambiente, el compromiso de permanencia, el empleo de personas en exclusión social.
  • Diseñar los nuevos equipamientos que se construyan bajo el prisma de reducir sus gastos de mantenimiento futuro, con especial atención al ahorro y la eficiencia energética y las energías renovables.
  • Utilizar fórmulas de organización municipal que reduzcan los gastos de gestión.
  • Aplicar formulas legales que garanticen que ninguna familia de Palma del Río en exclusión social se queden sin suministro de agua, gas o electricidad.

Presupuestos participativos

En el ámbito de la Hacienda Local y desde el Gobierno del Ayuntamiento de Palma del Río, IU,LV-CA se compromete a poner en marcha los instrumentos que posibiliten la aplicación de procesos participativos en lo relativo a la política económica en nuestra ciudad. Para ello utilizaremos diversos instrumentos:

  • Celebración de Audiencias Públicas anuales con el fin de acercar a la población la complejidad del Presupuesto Municipal, sus características y sus límites.
  • Puesta en común de las Ordenanzas fiscales con la representación de la ciudadanía: las organizaciones sociales, las comunidades de vecinos, los sindicatos y el empresariado.

Presupuesto Participativo como una realidad posible de implicación ciudadana en la toma de decisiones. Izquierda Unida de Palma del Río aplicará la máxima de procurar una gestión eficaz, dotando a la ciudad de los recursos y medios necesarios para garantizar la sostenibilidad económica desde la aplicación de los principios de equidad, progresividad y corresponsabilidad fiscal.

La participación implicará toma de decisiones y compromisos de vinculación por parte del equipo de gobierno local, lo que conllevará una cesión de poder por parte del Ayuntamiento hacia la ciudadanía.

En la articulación de políticas de participación, en la construcción de políticas y en el establecimiento de prioridades, será necesario superar modelos en los que las asociaciones ostentan la representación de la ciudadanía y su interlocución en nombre de ésta con el Ayuntamiento, fomentando espacios deliberativos de la ciudadanía, articulando el derecho universal a participar en la toma de decisiones municipales. De esta manera, fomentaremos la participación de todos los sectores sociales que hasta ahora han estado excluidos de la toma de decisiones en nuestra ciudad y que por lo general, no forman parte del tejido social organizado, de ahí nuestra apuesta por implantar los presupuestos participativos como vínculo de congestión entre ciudadanía y poder institucional, como “contrato social”.

El proceso de presupuestos participativos permitirá generar una nueva cultura que implica la construcción de estrategias de planificación y gestión participativa en nuestro municipio.

Fomentan que la ciudadanía no sea simple observadora de los acontecimientos convirtiéndose en protagonista activa de lo que ocurre en nuestra ciudad, mejoran la transparencia en las decisiones y caminará hacia un municipio más igualitario.

Estos deben abordarse, también, con enfoque de género, implicando sectorialmente a las mujeres y estableciendo formas materiales y políticas para facilitar su participación.

Para poder llevarlos a cabo en Palma del Río nos comprometemos a:

  • Facilitar la más amplia información sobre las actividades, obras y servicios municipales.
  • Promover la participación de los vecinos/as y asociaciones en la gestión municipal, fomentando la vida asociativa en la ciudad y sus distintos barrios.
  • Acercar la gestión municipal a la ciudadanía, garantizando el equilibrio y solidaridad entre los distintos barrios y núcleos de población del término municipal.
  • Hacer efectivos los derechos de los ciudadanos y ciudadanas.
Abrir la barra de herramientas